Obtén liquidez inmediata utilizando tus cuentas por cobrar a través de Factoraje Financiero y haz frente a tus compromisos inmediatos de una manera sencilla y eficaz.

El Factoraje Financiero consiste en la adquisición por parte de la empresa de factoraje de derechos de crédito provenientes de ventas de bienes inmuebles, de prestación de servicios o de realización de obras que el cliente o empresa tenga a su favor por un precio determinado.

El Factoraje Financiero se puede utilizar como un medio para obtener capital de trabajo, inclusive este puede ser de manera recurrente. Se agiliza la recuperación de las cuentas por cobrar, reduciendo el apalancamiento financiero, recortando el ciclo operativo de la empresa e impulsando y haciendo más eficiente las áreas de crédito y cobranza de las empresas.

El Factoraje Financiero permite al cliente convertir las cuentas por cobrar en efectivo inmediato. Está orientado a satisfacer las necesidades de capital de trabajo de las empresas, proporcionándoles mayor liquidez y apoyándolas en su flujo de efectivo y su ciclo productivo.

Dentro de las ventajas del Factoraje Financiero de las cuentas por cobrar se encuentran las siguientes:

– Ahorro de tiempo, ahorro de gastos, y precisión de la obtención de informes.

– Permite la máxima movilización de la cartera de deudores y garantiza el cobro de todos ellos.

– Permite recibir anticipos de los créditos cedidos.

– Da transparencia y flexibilidad a la operación de la empresa o entidad.

– Crea estructuras financieras más eficientes y a la medida de la empresa.

– Puede ser utilizado como una fuente de financiación y obtención de recursos circulantes.

– Las facturas proporcionan garantía para un préstamo que de otro modo la empresa no sería capaz de obtener.