El objetivo primordial es apoyar a nuestros clientes (PFAE y PM) brindándoles una ventaja competitiva por medio de una fuente de financiamiento que ofrece grandes beneficios respecto a otras alternativas. Somos una arrendadora con un portafolio de opciones flexibles.

Cuenta siempre con los recursos y herramientas necesarias para tus proyectos, obteniendo beneficios fiscales sin descapitalizarte. Modelos a la medida de acuerdo a las necesidades del cliente. El arrendamiento puro es un contrato mediante el cual una arrendadora adquiere bienes de capital de uso duradero y los pone a disposición de un arrendatario (PFAE y PM). Durante la vigencia del contrato:

a) Hace uso de ellos, con la posibilidad de adquirir dicho bien (Valor Residual) al finalizar el plazo básico o sucesivo.

b) Realiza el 100% de deducción respecto al arrendamiento.

c) Maximiza el uso de recursos monetarios.

Beneficios

1) La posibilidad de arrendar cualquier bien duradero como son vehículos, computadoras, maquinaria, equipo de punto de venta, etc.

2) El equipo adquirido no se registra en el Balance General, por lo tanto el cliente no tiene que depreciar constantemente el activo fijo. A su vez, se amortizan mensualmente los gastos por el arrendamiento en el Estado de Resultados, disminuyendo considerablemente la base gravable.

3) El pago del arrendamiento no se contabiliza como un pasivo por lo que no afecta el apalancamiento de la empresa.

4) Se evita la descapitalización, y la renta FIJA es 100% deducible.

5) Se pueden incluir dentro del arrendamiento puro, la extensión de garantía, mantenimientos preventivos o rutinarios, el seguro, y accesorios.